Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : Postres para todos
  • Postres para todos
  • : Bienvenid@s a este blog repostero, aquí encontraréis fáciles (y no tan fáciles) recetas de postres y dulces que espero sean de vuestro agrado. Para cualquier sugerencia o petición, podéis dejar un comentario, rellenar el formulario de contacto o escribir a emmanattier@hotmail.com Muchas gracias!
  • Contacto

Buscar

20 diciembre 2012 4 20 /12 /diciembre /2012 15:36

Hace un tiempo estuve investigando sobre la historia de la repostería (soy historiadora...se dice que la cabra tira al monte...je je) e hice un pequeño documento que guardé en un pendrive con un resumen. Hoy lo he rescatado y os lo traigo para que paséis un rato agradable leyendo sobre este arte tan increíble como es el de los dulces:

 

HISTORIA DE LA REPOSTERÍA

Ya en Egipto existían recetas simples de repostería. Aún no se conocía el azúcar, por lo que el sabor dulce se conseguía gracias a la miel de abeja. A principios de la era cristiana, hace 2000 años, no se diferenciaba el oficio de pastelero y el de panadero, sino que era la misma persona quien ejercía ese trabajo, y que usaba la miel en sus recetas, así lo demuestra la Biblia, donde se pueden encontrar numerosas citas referentes a ella.

 

Ya en la Roma antigua se empezaron a emplear nuevas técnicas y medios para dulcificar, como el mulsum (un vino meloso) y mezclaban la harina con miel para elaborar pasteles. Numerosos autores mencionan postres como la tripartina, a base de huevos, leche y miel, o el globus¸una especie de buñuelo.

 

Sin embargo, en el lejano Oriente se conocía la caña de azúcar. En un principio, hace 8000 años, se utilizaba como elemento decorativo en las casas, aunque también se masticaba por su dulce sabor. Fue por eso que su cultivo se extendió por el Pacífico y llegó a la India, de donde antes se creía que procedía. Griegos y romanos conocían el azúcar cristalizado, hay que recordar que Alejandro Magno llegó hasta la India, por lo que también utilizaban este ingrediente para endulzar. Pero fue gracias a la llegada de los árabes que el consumo de azúcar se extendió por toda la cuenca mediterránea. Eran famosos los dulces árabes hechos a base de azúcar y frutos secos.

 

Durante esta época, la Edad Media, empezaron a surgir en Francia los obloiers, un gremio que se dedicaba a hacer obleas, es decir, las hostias para las misas religiosas. Poco a poco, el pueblo tendrá acceso a estos dulces, que se regirán por el calendario, de igual forma que ahora comemos turrón en diciembre, torrijas en semana santa, etc. Es también gracias a las Cruzadas que nuevos ingredientes se incorporaron al recetario repostero.

 

En 1440, una ordenanza utiliza por primera vez la palabra "pasteleros", un siglo más tarde, en 1556, bajo el reinado de Carlos IX de Francia, nace la corporación de pasteleros que establece el aprendizaje y acceso al grado de maestro pastelero.

 

El descubrimiento del Nuevo Mundo hizo posible el intercambio de ingredientes, pues de la mano de Colón, Cortés, Pizarro... fue llevada a América la caña de azúcar y traído al Viejo Mundo el cacao, lo cual a su vez, incrementó el cultivo de azúcar debido a la buena combinación de ambos.

En España, antes de que los Reyes Católicos los expulsaran en 1492, los judíos acompañaban sus celebraciones con todo tipo de dulces, tales como los letuarios de membrillo que se elaboran para la fiesta del Yom Kipur, o los buñuelos y pasteles de pasas de Hanukah.

Fue frecuente también en el siglo XVI el chocolate caliente como bebida.

 

En el siglo XVII se descubre la levadura biológica, lo que permite que se desarrolle mucho más la pastelería y se diferencie aún más de la panadería, ya que surgen bollos nuevos, tales como los brioches y otros similares.

El Siglo de Oro español nos deja también obras escritas donde encontramos una exhaustiva descripción de la pastelería de esa época en las altas esferas, como las elaboraciones que se llevaban a cabo en la Corte, que conocemos gracias a Francisco Martínez Montiño, autor de Arte de cozina, Pastelería y Conservería, de 1611 y cocinero de Felipe II, o la cocina de los Colegios Mayores de Salamanca, que describe Domingo Hernández de Maceras.

En 1786, Juan de la Mata, repostero real, publica en Madrid Arte de Repostería, una obra que será clave hasta el siglo XIX en que se publiquen otras.

 

En Francia, durante este siglo, el XVIII, se inicia el desarrollo del hojaldre, lo que inicia la pastelería moderna. También se desarrolla con fuerza la pastelería en Austria, que la reina María Antonieta llevará a Francia cuando se case con Luis XVI. Ya entonces se hacían pasteles creativos que podrían parecernos obras de arte. Sin embargo, otros postres no surgen de la creatividad, sino de la necesidad, como por ejemplo, la de conservar la leche. Se descubrió que calentándola con azúcar hasta que se concentrase, hacía que la leche durase mucho tiempo, pues los soldados la consumían durante las campañas militares, surge así la leche condensada. Lo mismo ocurre con las mermeladas y confituras, que no son más que frutas y azúcar sometidos a cocción. Es, pues, el azúcar, un conservante natural.

También tenemos el caso de postres que surgen debido al excedente de productos, como el turrón, nacido de la abundancia de almendras y miel.

 

El siglo XIX supone un gran auge para el mundo de la repostería, pues empiezan a aparecer pastelerías y confiterías abiertas al público, como las que se abrieron en Madrid (un ejemplo es Lhardy). Se mejoran los equipos y maquinarias y surgen otras nuevas, como las primeras máquinas de hacer hielo, lo que permitió la producción en masa, gracias a su poder conservante.

También se escriben obras y revistas especializadas, como La confitería española. Antoine de Carême, padre de la repostería moderna, escribe a principios del siglo XIX El Pastelero Real, con un gran repertorio de recetas y descripciones de herramientas, utensilios y productos especializados, por lo que la pastelería alcanzó un gran importancia.

En 1930 la Marquesa de Parabere escribe Confitería y Repostería.

 

Con el siglo XX llegan más avances tecnológicos que permiten la conservación, la fermentación, la congelación... que no hacen sino aumentar la calidad de los productos.

 

Por Gema Buonarroti, historiadora y escritora.

Repost 0
Published by Postres para todos - en Varios
Comenta este artículo
28 agosto 2012 2 28 /08 /agosto /2012 11:24

100_3555.JPG

 

Como cada año, coincidiendo con la vuelta al cole, las editoriales sacan a la venta fascículos coleccionables de diversos temas: aprender idiomas, construir un barco a escala, pintar soldaditos, coleccionar sellos, monedas... Este año, Planeta de Agostini lanza una nueva colección llamada "Pastelería Creativa" para aprender paso a paso a hacer y decorar pasteles. Con la primera entrega (1,99 €) viene de regalo un stand para cupcakes y dos cortadores en forma de mariposa, con la segunda entrega (4,99 €), vendrán mangas pasteleras reutilizables y boquillas para empezar a hacer flores y decoraciones con glasé real o crema de mantequilla... Las 8 primeras entregas llegan cada dos semanas, a partir de ahí, saldrán semanalmente. Es una colección que no puedes perderte, yo ya tengo el mío ¿y tú?

Repost 0
Published by Postres para todos - en Varios
Comenta este artículo
24 agosto 2012 5 24 /08 /agosto /2012 23:30

A mí me encantan las películas en las que hay una boda, sobre todo las de tipo comedia, para ver los preparativos, el vestido... y como este blog es de postres, pues dedico este artículo a las tartas de boda que aparecen en esas películas. No están todas las películas en las que se ve el pastel, solamente he hecho una selección, porque algunas de ellas pueden inspirarnos para hacer nuestras creaciones, o llegado el momento, podemos pedir que nos hagan una así para nosotros. Vamos, pues, a ver algunas de ellas: 

Tarta-de-El-pastel-de-boda.jpgEsta es de la película "El pastel de boda", donde se relata el día de boda de una pareja burguesa de Francia. La celebración del banquete es en un château y el pastel es una especie de torre de profiteroles unidos con caramelo endurecido. El corazón se nos encoge cuando, al principio de la película, el pastel se cae y se rompe, pero gracias al caramelo, los camareros consiguen arreglarlo.

 

Tarta-Los-fantasmas-de-mis-exnovias.jpgEn "Los fantasmas de mis ex novias" podemos ver a un Matthew McConaghey haciendo malabarismos para no cargarse el pastel de la boda de su hermano, cosa que al final no consigue porque termina estropeándolo todo...

 

Tarta-nupcial-Guerra-de-novias.jpgEsta es la imagen en la que se ve bien la tarta de de boda de Liv en "Guerra de novias", aunque a mitad de película, podemos verla probando alungos sabores de bizcocho para elegir el sabor definitivo de su tarta.

 

Tarta-nupcial-Edward-y-Bella.jpgBrevemente podemos ver esta tarta en la película "Amanecer", primera parte de la saga Crepúsculo. No sabemos si las flores son naturales o hechas con azúcar, pero lo cierto es que la tarta tiene una pinta.... buenísima!

 

Tarta-nupcial-sexo-en-nueva-york-2.jpgEsta tarta también se ve muy brevemente, se trata de la tarta nupcial de los amigos gays de las chicas de Sexo en Nueva York 2: varios pisos separados y con cristales colgando, original cuando menos...

 

Tarta-27-vestidos.jpgY por último, tenemos la película "27 vestidos", donde Katherine Heigl trata con el pastelero para hacer la tarta de boda de su hermana con su jefe. La tarta de la imagen no es la que contratan, que no se ve porque la boda finalmente no se celebra, pero podemos ver esta creación de cuatro pisos con decoración tridimensional de filigranas.

Bueno, espero que os haya entretenido y gustado, y si sabéis de alguna más, no dudéis en comentarlo!!

Repost 0
Published by Postres para todos - en Varios
Comenta este artículo
10 agosto 2012 5 10 /08 /agosto /2012 13:18

100_3537.JPGTenía las galletas en casa desde hacía un tiempecito, pero nunca encontraba el hueco para hacer los cake pops, y eso que es súper fácil... (en nuestra página de facebook, tenéis el paso a paso: link)

 

Ingredientes:

-175 gr. de galletas tipo Oreo (también sirven las de marca blanca).

- 80 gr. de queso crema tipo Philadelphia.

- 50 gr. de chocolate con leche.

- 1 cucharada de leche.

 

Preparación:

Con estas medidas salen unas 14 bolitas (en la foto hay menos porque algunas "volaron"...jejeje). Ponemos las galletas en la batidora y las trituramos hasta que queden hechas polvo. Entonces, mezclamos con el queso y amasamos con las manos hasta formar una pelota compacta. Refrigeramos la bola al menos una hora para que se ponga un poco durita.

Entonces, la sacamos y hacemos bolitas, aunque también se pueden hacer formas con moldes (por ejemplo, los que vende la marca My Little Cupcake) y refrigeramos otra hora.

Ahora fundimos el chocolate con la cucharada de leche para que quede más o menos líquido. Pinchamos las bolas en palitos de piruleta (o en palillos para pincho moruno) y bañamos las bolas en el chocolate. Las dejamos secar de pie (pinchándolas en un trozo de porexpán o metiéndolas en un vaso o jarra, para que se mantengan más o menos de pie).

Hay que conservarlas en la nevera, ya que llevan queso. El chocolate se endurecerá pero no quedará duro como en la tableta original, sino que al morderlo estará blandito. ¡Qué aproveche!

 

Nota: pueden teñirse con chocolate de colores que se vende ya hecho, también podéis teñir el chocolate blanco con colorantes de base aceite (no valen los colorantes normales, porque son de base agua y estropean el chocolate, tienen que ser de base aceite, en Wilton por ejemplo los venden). También pueden decorarse con confites de colores, lacasitos, bolitas de azúcar, azúcar de colores, etc...

Repost 0
Published by Postres para todos - en Varios
Comenta este artículo
13 mayo 2012 7 13 /05 /mayo /2012 19:59

Brownie-choco-blanco.JPGEn esta ocasión quería hacer un brownie, pero no el típico de chocolate, así que probé a hacerlo de chocolate blanco, sólo por probar...

Estas son las proporciones para un molde rectangular de 23 x 30 cm:

- 200 gr. mantequilla.

- 150 gr. chocolate blanco.

- 300 gr. azúcar.

- 4 huevos.

- 200 gr. harina.

- 1 cucharadita de levadura.

- Unas gotas de extracto de vainilla.

- 100 gr. de nueces picadas.

 

Preparación:

Primero engrasamos el molde y lo enharinamos y precalentamos el horno a 180º C.

Derretimos el chocolate al baño María y lo retiramos. Lo ponemos en un recipiente y lo mezclamos con el azúcar, los huevos, la harina, la levadura y la vainilla. Mezclamos todo bien y añadimos las nueces.

 

Lo vertemos en el molde y horneamos unos 25 - 30 minutos. Lo dejamos enfriar y desmoldamos. Lo cortamos en porciones cuadradas y lo podemos acompañar de helado de vainilla, o rellenarlo con crema pastelera... Yo lo rellené con mermelada de fresa (soy una obsesa de las fresas...je je)...

Repost 0
Published by Postres para todos - en Varios
Comenta este artículo
1 abril 2012 7 01 /04 /abril /2012 11:00

Pastelitos-Pantera-Rosa.JPGLlevaba ya un tiempo con la idea rondándome en la cabeza y por fin me he decidido a hacerlos. Ya probé una vez una receta de pantera rosa (sólo la cobertura) pero, aunque es buena, no es lo que yo buscaba, así que decidí improvisar esta receta que, humildemente, pienso que al haber hecho tantas masas, rellenos, etc. conseguiría que me saliese a la primera, y así fue. La verdad es que el resultado está muy conseguido, y si no, probadlo en casa, ya veréis!!

 

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

- 3 huevos.

- 125 gr. azúcar.

- 125 gr. harina.

- 1 cucharadita de extracto de vainilla.

 

Ingredientes para el relleno:

- 100 gr. mantequilla a temperatura ambiente.

- 100 gr. queso crema (tipo Philadelphia).

- Media taza de azúcar glass.

 

Ingredientes para la cobertura:

- 100 gr. de chocolate blanco.

- 50 ml. de nata líquida.

- 2 cucharaditas de gelatina de fresa.

 

Preparación:

Con estas proporciones a mí me salió para hacer 12 pastelitos. Precalentamos el horno a 180º C.

Separamos las claras de las yemas y reservamos las claras. Mezclamos las yemas con el azúcar y añadimos la vainilla. Después echamos la harina e incorporamos todo bien. Aparte, montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la masa despacio, con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

Colocamos un papel de horno sobre la bandeja del horno y extendemos esta masa formando un cuadrado, más o menos de medio centímetro de grosor. Horneamos unos 15-20 minutos. Podemos dejar que se dore un poquito.

 

Cuando lo saquemos del horno (pincharlo primero para ver si está hecho), ponemos otro papel encima y volcamos el bizcocho sobre él, y con mucho cuidado, vamos retirando el papel viejo (porque estará pegado). Como veis, es el mismo sistema que para hacer un brazo gitano.

Ahora dividimos el bizcocho en cuadrados, como si fueran las placas de los canelones, y enrollamos cada cuadradito sobre sí mismo (con un cuadradito de papel debajo) para que se enfríen y tomen forma redonda. Poned un paño encima, para que haga peso y no se abran.

 

Mientras, hacemos el relleno, simplemente, mezclando con una espátula la mantequilla, el queso y el azúcar glass tamizado. Cuando los rollitos estén fríos (que será enseguida), los rellenamos con esto con ayuda de un cuchillo de untar, mientras los vamos enrollando de nuevo. Si os sobra relleno podéis usarlo para sellar los bordes y rellenar los extremos si os han quedado un poco vacíos. Ahora, los colocamos sobre papel de horno para echarle la cobertura por encima.

 

Para hacer la cobertura, fundimos al baño María el chocolate blanco y añadimos la nata y la gelatina, removiendo bien. Con esta cobertura pintamos con una brocha los pastelitos y los metemos en la nevera para que endurezca un poco (no se va a endurecer del todo porque lleva nata, pero es que no queremos que se quede duro, más bien que cuaje solamente). Y ya los tenemos!

Repost 0
Published by postresparatodos - en Varios
Comenta este artículo
24 marzo 2012 6 24 /03 /marzo /2012 11:06

Brazo gitano de limon

 

Este es mi segundo intento de hacer un brazo gitano, porque la primera vez se me "abrió" y el relleno no estaba cuajado del todo, pero esta vez por fin lo he conseguido! Bueno, la receta de la parte del bizcocho nos puede servir como base y luego rellenarla de lo que queramos: chocolate, fresa... yo en este caso lo he rellenado de limón y el resultado ha tenido muy buena acogida.

 

Ingredientes para el bizcocho:

- 4 huevos.

- 150 gr. azúcar.

- 150 gr. harina.

- 1 cucharadita de vainilla.

 

Ingredientes para el relleno:

- 2 limones.

- 200 ml de nata para montar.

- 6 hojas de gelatina neutra.

- 4 cucharadas de azúcar.

 

Preparación:

Primero precalentamos el horno a 180º C y nos ponemos a preparar el bizcocho. Separamos las claras de las yemas y reservamos las claras. Batimos las yemas con el azúcar, añadimos la vainilla y agregamos la harina poco a poco, hasta tener una masa sin grumos (si veis que queda demasiado espesa o que os cuesta moverla, como me pasó a mí, le echais un chorrito de leche y seguís removiendo). Después, montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la masa con una espátula, removiendo suavemente. Cuando ya lo tengamos bien integrado, ponemos un papel de horno en la bandeja del horno y extendemos la masa todo lo que podamos, haciendo como un cuadrado y horneamos unos 20 minutos (aseguraros de que está hecho pinchándolo con un palillo).

Lo sacamos del horno y ponemos otro papel encima y lo volcamos sobre un paño limpio, es decir, nos tiene que quedar así: paño-papel nuevo-bizcocho-papel viejo. Quitamos el papel viejo con cuidado y enrollamos el bizcocho, con paño y papel incluidos, para que se enfríe y se quede de forma redondeada.

 

Por otro lado, metemos las hojas de gelatina en agua fría para que se hidraten y exprimimos los dos limones. El zumo lo ponemos en un cazo al fuego y le añadimos el azúcar, procurando que no hierva. Añadimos las hojas de gelatina escurridas y removemos hasta que se disuelvan y retiramos del fuego y dejamos que se enfríe un poco la preparación.

Montamos la nata y cuando el zumo con la gelatina esté más o menos a temperatura ambiente, lo mezclamos poco a poco con la nata, removiendo con una espátula con cuidado.

 

Cogemos el rollo de bizcocho, y vamos rellenando poco a poco, es decir, echamos un poco de relleno en el borde, enrollamos un poco, echamos otro poco de relleno, y enrollamos otro poco, así hasta tener enrollado todo el bizcocho. Sujetarlo con el papel de horno enrollado sobre él porque hasta que el relleno no cuaje, el bizcocho se puede abrir y desmontarse. Lo metemos en la nevera hasta que cuaje el relleno.

 

Para decorarlo, primero cortamos los bordes para que queden rectos (como en la foto) y le espolvoreamos azúcar glass por encima. También podemos, si nos ha sobrado relleno, echárselo por encima, aunque yo lo que hice fue rellenar galletas, jejeje

 

 

Repost 0
Published by postresparatodos - en Varios
Comenta este artículo
11 marzo 2012 7 11 /03 /marzo /2012 08:57

 

Palmeritas-bicolores.JPG

 

Tienen buena pinta ¿verdad? Me encantan las palmeras de chocolate, así que ¿por qué no hacerlas en casa? Pero en vez de hacer una grande, hice un montón pequeñitas y las bañé de dos colores distintos, como esas palmeras "panda" que compraba alguna vez de pequeña en una pastelería de la calle Mayor de Alcalá de Henares...

 

Ingredientes:

- Una lámina de hojaldre descongelada.

- Un huevo.

- Media tableta de chocolate de cobertura negro.

- Media tableta de chocolate blanco.

 

Preparación:

Primero amasamos el hojaldre para dejarlo finito, entonces cortamos tiras de más o menos un centímetro de ancho por 20 centímetros de largo. Enrollamos los extremos hacia el centro, de forma que nos quede una palmera en miniatura, luego, con el rodillo la aplastamos por el frente para que quede extendida y un poco más grandecita (como en la foto).

Vamos poniendo las palmeritas en una bandeja de horno, sobre un papel de hornear. Cuando estén todas hechas, las pintamos con huevo batido y lo metemos en el horno a unos 180º C hasta que veamos que están doraditas (cuidado con dejarlas demasiado, porque, aparte de quemarse el huevo, se quedarían duras como piedras).

Cuando las saquemos, las podemos poner sobre una rejilla para que enfríen antes.

Mientras, fundimos el chocolate al baño María por separado, y pintamos las palmeras como en la foto. Bueno, si no nos gusta uno de los dos chocolates, pues lo hacemos sólo del que nos guste.

Las metemos en la nevera para que el chocolate se endurezca y ¡listo!

 

 

 

 

 

 

 

 

Repost 0
Published by postresparatodos - en Varios
Comenta este artículo
3 noviembre 2011 4 03 /11 /noviembre /2011 12:38

Tiramisu.JPG

 

Como todos sabéis, el Tiramisú tradicional lleva una base de bizcocho bañado en café y luego una crema echa a base de mascarpone, yema de huevo, las claras batidas a punto de nieve, etc...

Pero yo os voy a dar mi propia versión: he cambiado la base por una de galletas molidas, como la que se pone en las tartas de queso, y en vez de montar claras, he montado nata. El resultado es mucho más cremoso y consistente. Esta es mi receta:

 

Ingredientes:

- 1 tarrina de queso mascarpone.

- 3 yemas de huevo.

- 1 cartoncito de nata para montar (200 ml).

- 125 gr. de azúcar.

- Galletas tipo María.

- Mantequilla fundida.

- Cacao para espolvorear.

- Virutas de chocolate para decorar.

 

Preparación:

Lo primero es machacar las galletas hasta hacerlas polvo, si tenéis una picadora lo haréis más rápido y si no, habrá que tener paciencia con el mortero... Entonces, mezclamos las migas de galleta con la mantequilla fundida para que quede como una pasta, y lo extendemos por toda la base del molde (o sobre el fondo de unas copas, si queremos hacer la presentación individual).

A continuación, mezclamos el queso con las yemas con una espátula o cuchara de madera, removiendo bien para que ligue todo. Aparte, montamos la nata con el azúcar. Incorporamos la nata al queso despacio, con movimientos envolventes para que la nata no se nos baje mucho.

Una vez tengamos todo mezclado, lo vertemos sobre el molde, sobre las galletas, y lo repartimos bien por toda la superficie. Después espolvoreamos cacao en polvo sobre ello, con ayuda de un colador, para que quede más uniforme, y decoramos con virutas de chocolate.

Refrigeramos para que tome más consistencia y listo!

Repost 0
Published by postresparatodos - en Varios
Comenta este artículo