Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Postres para todos
  • Postres para todos
  • : Bienvenid@s a este blog repostero, aquí encontraréis fáciles (y no tan fáciles) recetas de postres y dulces que espero sean de vuestro agrado. Para cualquier sugerencia o petición, podéis dejar un comentario, rellenar el formulario de contacto o escribir a emmanattier@hotmail.com Muchas gracias!
  • Contacto

Buscar

16 marzo 2014 7 16 /03 /marzo /2014 13:54

100_4698.JPG

 

La verdad es que es una delicia poder tener en casa y hacer todos nuestros productos completamente caseros, así sabemos exactamente lo que llevan en su composición, es el caso de la leche condensada, que en esencia es un almíbar de leche y azúcar... Su historia comienza cuando los soldados napoleónicos tenían que transportar la leche fresca a grandes distancias durante sus campañas, al ser fresca no tenía mucho tiempo de conservación, por lo que se les ocurrió reducir la leche con azúcar, que es un conservante natural y así además de conservar la leche, también les aportaba fuerza y energía.

 

En internet podréis encontrar recetas que utilizan agua y leche en polvo y en otras que utilizan directamente leche, en realidad, es lo mismo, ya que la leche no es un elemento líquido como tal, sino agua con partículas en suspensión, por tanto, si no tenéis leche en polvo a mano, podéis emplear leche normal, la que tengáis en la nevera...

 

Ingredientes:

- 100 ml. de leche.

- 150 gramos de azúcar.

- 1 cucharada de leche en polvo (opcional, es para espesar, aunque hay que tener en cuenta que al enfriarse se espesará).

 

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en un cazo y los llevamos a fuego suave para que se caliente, sin dejar que hierva, y remover de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto, y lo dejamos reducir una media hora o tres cuartos de hora. Después, lo guardamos en un recipiente de cristal que después le podamos poner tapa y lo dejamos que enfríe a temperatura ambiente. Cuando esté frío, lo podemos cerrar herméticamente y guardarlo en la nevera.

 

Yo normalmente hago la cantidad que me vaya a hacer falta para la receta en cuestión, pero si queréis tenerla hecha porque sí, podéis guardarla en la nevera durante una semana más o menos.

Espero que os haya gustado!!

Compartir este post

Repost 0

Comentarios